apero


apero
Apero
  • Pronunciación: [a.ˈpe.ɾo] (AFI)
  • Etimología: del latín Apparo (verbo: aparejar, disponer lo necesario para una labor)

Acepciones

Sustantivo masculino

Singular Plural
apero aperos
1
Conjunto de instrumentos y demás herramientas necesarias para la labranza (desde la sementera a la limpia, pasando por la siega, el acarreo y la trilla). También se refiere al conjunto de útiles necesarios para un oficio concreto.
  • Ejemplos:
«Labrador cuchero, nunca buen apero» (Refrán tradicional castellano: se refiere a que un labrador aficionado a la caza —cuchero— no atenderá bien las tareas del campo)
«De octubre a enero, repón tu apero» (Refrán tradicional asturiano)
2
Río de la PlataConjunto de las piezas que constituyen el recado del gaucho; si tiene muchas prendas de plata se dice chapeado, y si es pobre aperito cantor.
  • Ejemplos:
"Pues todos mis bienes son / este cuchillo enbenao / y mi aperito cantor". (H. ASCASUBI, Poesías campestres.)

Leguizamón, Martiniano (1896) «Glosario de voces indígenas y modismos locales» (p. 251 en adelante), Recuerdos de la tierra. Buenos Aires: Lajouane.

3
(América) Conjunto de piezas que se usan para ensillar un animal de monta
4
(México) Conjunto de animales que destinados a las faenas agrícolas o que forman parte de las posesiones de una granja o instalación agropecuaria
5
(Venezuela) Silla de montar caballerías
6
(Coloquial) Atavío, vestimenta completa, hato.
  • Ejemplo:
«toma, toma este mi sayo, / que otro tengo que allí trayo. / [...] / Muchas gracias, compañero / ¿No es aqueste buen apero?» (Juan del Encina, Égloga VIII, 418 y ss.)

Locuciones

Verbo derivado

Aperar: es enjaezar el animal de monta, caballo, mula o burro o el carro, con los elementos necesarios para cabalgarlo, o guiarlo adecuadamente, según el caso. También es proporcionar los instrumentos necesarios para llevar a cabo un trabajo

Traducciones